Educar en la familia

educar en la familia articuloLa educación de los hijos es una de las cuestiones más difíciles con la que se encuentra la familia hoy en día y a
la vez delas más importantes. Dependiendo  de la educación que una persona reciba desde niño llegará a
ser una cosa u otra de mayor. No existe un manual de instrucciones acerca de cómo hacerlo de la mejor manera.

Hoy en día son muchos los padres que se esfuerzan en realizar esta labor tan importante que deben desempeñar y son muchos los padres preocupados cuando sus hijos no avanzan en sus estudios o presentan comportamientos difíciles de afrontar .El sistema educativo también ejerce una labor importante en esta cuestión. Lo que si es cierto es, que no hay que dejar toda la responsabilidad en la escuela, sino que los padres son la parte fundamental en esta tarea.ser una cosa u otra de mayor. No existe un manual de instrucciones acerca de cómo hacerlo de la mejor manera.

Tradicionalmente se ha dado mucha importancia al expediente académico de los niños y la preocupación principal de los padres ha sido que sus hijos sacasen buenos resultados escolares y pasasen de curso, dejando de lado el desarrollo de otras cuestiones educativas importantes. En cambio hoy en día – son muchos los estudios que lo demuestran-   lo más importante no es poseer un buen expediente académico sino poseer una serie de habilidades personales (actitud positiva, habilidades de comunicación, capacidad de trabajo en equipo, creatividad…)   que permitan a la persona desenvolverse en la vida obteniendo los mejores resultados. Si una persona posee un excelente expediente académico pero en cambio no posee habilidades de comunicación o habilidades sociales posiblemente tendrá dificultades a la hora de encontrar un puesto de trabajo. En cambio, si una persona dispone de un expediente académico adecuado y al mismo tiempo es una persona con iniciativa, con capacidad de relacionarse con los demás y presenta una alta confianza en sí mismo será una persona que conseguirá más fácilmente un puesto de trabajo.

Las empresas ya no buscan a los profesionales que poseen más notas sino aquellos que en conjunto son los mejores, es decir, combinan expediente académico con estas habilidades que acabamos de comentar.  Por ello, es importante como padres formar a  los hijos en estas materias sin dejar de lado por supuesto la labor escolar.

Quiero destacar la importancia de la implicación de ambos padres en la educación de sus hijos. Ambos deben poseer una serie de normas y de patrones de educación comunes. Si los hijos pasan la mayor parte del tiempo con otros miembros de la familia como es el caso de los abuelos también es conveniente marcar unas directrices como parte de la educación responsable de los hijos.

Otra cuestión importante como padres es evitar las etiquetas a los hijos. Cuando se trata a alguien como “el listo” “el vago” “el tonto”… al final la persona actúa de esa manera, según la etiqueta que se le ha dado. Por lo tanto, si se quiere que un niño no sea vago, no hay que decirle “eres un vago” sino que hay que reforzarle justo cuando emita la conducta que queremos que desarrolle.

También hay que evitar las comparaciones entre hermanos y con los compañeros. Cada persona es única y diferente y tiene desarrolladas unas habilidades y carece de otras.  Es importante aceptar que cada persona destaca en una cosa y necesita mejorar en otras, pero ello no implica que unos sean mejores que otros.

Os animo a vosotros padres  a que busquéis apoyo escolar cuando los niños presenten dificultades escolares y también para que los niños desarrollen competencias que les permitan conseguir seguridad, confianza y motivación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.