¿Eres una persona Dependiente Emocional?

La dependencia emocional es «un patrón de necesidades emocionales insatisfechas desde la niñez, que ahora de mayores buscamos satisfacer, mediante la búsqueda de relaciones interpersonales muy estrechas».

dependencia emocionalLa dependencia emocional la podemos desarrollar de adultos si cuando éramos niños:

Las personas más significativas en nuestra vida (padres, maestros, personas que nos criaron…) no nos valoraron, apreciaron y comprendido como necesitábamos.

La manera en la que nuestros padres nos educaron (apoyándonos o fallándonos) influyen en la formación emocional que vamos desarrollando y repercute en la manera en la que establecemos vínculos con los demás conforme vamos siendo adultos.

Los individuos ya comenzamos a sentir el afecto o la ausencia del mismo desde que nos encontramos en el vientre de la madre. Desde el vientre hasta los 6 -7 años el afecto es determinante en la formación de nuestro carácter.

Cuando somos niños pensamos que perderemos el afecto de nuestros padres si no cumplimos con sus expectativas, y llegamos a crecer pensando y creyendo que para recibir aprecio debemos cumplir con lo que los otros esperan de nosotros, olvidándonos un poco de nosotros mismos.

Algunas de las cosas que nos enseñan de pequeños son:

–          Para que nuestros padres estén contentos hay que sacar buenas notas.

–          Nuestros amigos y amigas debían tener la aprobación de nuestros padres.

–          Si hacíamos algo que  a nuestra madre o padre no le gustaba nos soltaba la frase “la mamá, el papá ya no te va a querer” “estoy enfadada contigo y no te voy a hablar”…

Por ello, sin darnos cuenta, en nuestra vida de adulto, decidimos  que otras personas  cubran nuestras carencias tempranas de afecto y aprobación que no hubo en la infancia.

Una dependencia emocional que se desarrolla en la vida adulta es la dependencia hacia la pareja. No debemos confundir echar de menos y querer que llegue el momento de ver a nuestra pareja con la dependencia emocional.

¿Qué repercusiones puede llegar a tener la dependencia emocional en la pareja? Muchas personas, dependientes de sus parejas llegar a sufrir: pérdidas de puestos de trabajo, adicciones, malos tratos, aislamiento y depresión.

¿Qué características tiene una persona dependiente emocional?  Suele ser una persona con baja autoestima, insegura de sí misma y que centra toda su felicidad en función de la otra persona.

Una pareja basada en la dependencia emocional no es sana, ya que la persona que depende deja de ser ella misma, buscando complacer siempre al otro y dejando de hacer aquello en lo que la otra persona no está implicada. Conforme va pasando el tiempo la persona que depende emocionalmente del otro toma conciencia de sus carencias y comienza a descubrir que su vida la está basando en función del otro, exigiéndole más a su pareja, y descubriendo que necesita más de lo que recibe.

Para que una pareja crezca de una manera sana es importante que ambos miembros posean una independencia emocional y que compartan una vida en común.

Además, como he comentado al inicio del artículo es fundamental la educación que damos a los más pequeños porque de ello derivará que en un futuro posean unas características u otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.