La felicidad

La felicidad la podemos definir de diferentes maneras:

– Felicidad como un estado de ánimo que se produce cuando obtenemos algo que es importante para nosotros.
– Felicidad como forma global en que se evalúa la vida, en base a los aspectos más significativos como la familia o el trabajo.

La felicidad provoca un aumento de la autoestima y autoconfianza, además de preparar a la persona para afrontar cualquier tipo de situación.

CONSEJOS PARA CONSEGUIR QUE LA FELICIDAD ESTÉ PRESENTE EN NUESTRA VIDA:

  1. Pensar positivamente: La felicidad es una manera de ver las cosas, es el resultado de nuestros pensamientos. Y nosotros podemos felicidad consejoselegir nuestra manera de pensar y de afrontar las situaciones. Pensar negativamente y dejarse llevar por esos pensamientos es algo automático. Ver las cosas por su lado positivo requiere esfuerzo y una atención constante.
  2. ¡Acabar con las comparaciones nefastas! Para acabar con nuestra felicidad solo hay que: compararnos con lo que era mejor en el pasado, pensar en lo que hubiésemos podido lograr y pensar en las personas que han tenido más éxito que nosotros. En lugar de ello, aprendamos a compararnos con personas que estén peor que nosotros.
  3. Expresar gratitud: si mostramos y damos a los demás gratitud nuestras relaciones interpersonales mejorarán y también nuestro bienestar personal.
  4. Aprender a perdonar: Si somos capaces de ello renunciaremos a nuestro odio y resentimiento hacia los demás.
  5. Dar muestras de generosidad: “La verdadera felicidad consiste en hacer feliz a los demás” Proverbio hindú.
  6. Saborear los pequeños placeres de la vida: leer, pasear, pasar tiempo con los hijos, bailar, comer un helado, viajar, darse un baño… aprender a valorar las pequeñas cosas que son las que realmente hacen felices a las personas.
  7. Realizar actividades placenteras: cambiar las costumbres y realizar actividades que produzcan placer y bienestar.
  8. Vivir el aquí y el ahora: dejar de lamentarse del pasado y dejar de centrarse o anticipar el futuro nos permite centrarnos en el presente y disfrutar de él.
  9. Cuidar el cuerpo: el ejercicio, la apariencia física y la alimentación también condicionan a que nos sintamos más o menos felices. Hacer una revisión de estos aspectos de la vida y pensar y realizar pequeños cambios nos harán sentirnos bien con nosotros mismos.

Ser feliz no depende de poseer más o menos bienes materiales (lo demuestran los estudios) sino que depende de la calidad que le demos a nuestra vida, de la actitud con la que  enfrentemos las cosas y con la capacidad de saber apreciar y valorar a los demás y a uno mismo.

 

“La felicidad no llega de forma automática
depende únicamente de nosotros.
No se puede ser feliz en una noche,
sino gracias al trabajo paciente,
continuado día a día.
La felicidad se construye,
cosa que exige esfuerzo y tiempo”.

Luca y Francesco Cavalli-Sforza.

 

M.Carmen Alonso
Psicóloga
Directora de Apoyo Centro de Psicología
Santa Pola
Artículo publicado en Velero de Yaiza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.