La Navidad y la Familia

Llegan unas fechas señaladas, fechas con un significado diferente para cada persona que las vive. Para algunos significa alegría, unión;familia navidad para otros, tristeza, añoranza, melancolía; están los que esperan estos días con entusiasmo, diversión, sorpresa; y también aquellos que desean que estas fechas pasen lo antes posible.

¿Con cuál te identificas?

Sea cuál sea con el que te identifiques, saca lo mejor de estos días: disfruta de reunirte con los tuyos, de tus hermanos, de tus padres, de tus hijos… haz que sea un momento diferente, de encuentro, de compañía… donde prime el cariño, las sonrisas, el comprender al otro, la comunicación con los demás, la creatividad, la ayuda mutua, la cooperación… lo material no importa en estos días, lo que verdaderamente importa es lo emocional, lo que sale de lo más hondo de nosotros.

Yo os planteo además, tomarnos estas fechas navideñas desde otra perspectiva, mirándolo desde otro punto de vista.

Finaliza un año, y con ello es importante que hagamos un balance del mismo. Echemos la mirada atrás para poder visualizar todo los logros que hemos conseguido, todos los buenos momentos que hemos tenido; desde la alegría de ver a tu hijo aprobar un examen, las risas con los amigos, ese día de paz que tuviste estándo tu sol@, ese paseo relajante, ese baño en mar, la sonrisa de tus familiares… todas esas pequeñas cosas que nos generan bienestar y felicidad. Haz un balance de tu año y quédate con todo ello. Además recuerda lo valiente que has sido por haber superado esas dificultades que te has ido encontrando en el camino. Un año más has conseguido superar esta situación tan complicada en tu casa, en tu trabajo…

Y después de algo que acaba, demos la bienvenida a eso nuevo que comienza. Es importante que el nuevo año que viene lo recibamos con los brazos abiertos, con la mejor de las actitudes. El año que finaliza nos sirve de aprendizaje, de guía, para seguir haciendo eso que nos hace alegrarnos cada día, lo que nos entusiasma y también para darnos cuenta e  ir haciendo cosas distintas para cambiar eso que no nos deja avanzar, que nos ha bloqueado. Aprendamos de lo alcanzado y de lo no superado, como trampolín para coger este año con más fuerza que nunca.

Plantéate nuevos retos, personales y profesionales. Te animo a que cojas un folio y escribas todo aquello que esperas conseguir este nuevo año que comienza. ¿Lo tienes? Sino lo has cogido ve por él, aquello que escribo tiene más probabilidades de cumplirse. Escribe respecto a tu familia, cómo te gustaría estar con ellos, que te gustaría cultivar, que vas a aportar tú. Ahora acuérdate de tus amigos; qué es lo que vas a hacer con respecto a ellos. En el ámbito laboral ¿cuáles son tus metas? ¿Encontrar un trabajo? ¿Disfrutar más de tu trabajo presente? ¿Impulsar tu negocio? Escribe todo lo que quieres conseguir respecto a esto, vamos, es el primer paso para iniciar el recorrido.

objetivos año nuevo

¿Y respecto a ti? ¿Qué te gustaría conseguir este año? Quizá dedicarte un poco más de tiempo, aprender a relajarte, hacer ejercicio, aprender a valorar más las cosas, a ser un poco más optimista, a controlar tus enfados… vamos, es momento de pensar en ti, tú que eres lo más importante, el pilar que necesitas que esté fuerte para que todo lo demás funcione, avance a su ritmo.

One Comment

on “La Navidad y la Familia
One Comment on “La Navidad y la Familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.